Rutinas de servicio

A través del tiempo se generaron  espontáneamente
cuatro rutinas:

 

1. No tomamos más asuntos de complejidad relativa que los que podemos atender en la forma señalada.

 

2. Es el mismo abogado el que atiende al cliente, pero al menos dos abogados conocen cada asunto a fin de tener una respuesta correcta en ausencias temporales.

 

3. Periódicamente entregamos un memorando con el sustento fáctico, normativo y jurisprudencial de la evolución de cada asunto.

 

4. Financiamos los gastos que requiera el asunto para facturarlos ulteriormente, excepto si son de monto sustancial, caso en el que se aprueban  explícitamente.

©Dávalos & Asociados 2015

Aviso de privacidad